jueves, 24 de julio de 2014

Entrenamiento en ayunas. ¿Ayuda o Desgaste?





Es una pregunta muy frecuente en torno a los deportistas, sobre todo en aquellos en lo que el interés principal se haya en la pérdida de masa grasa.
Hay diferentes opiniones en cuanto a si favorece o no el rendimiento, yo voy a intentar explicar mi punto de vista acerca de este tema.

El ayuno nocturno (alrededor de 9 horas) va acompañado de una disminución progresiva de las reservas de glucógeno, en este período, hay una modificación de metabolismo, es entonces cuando se movilizan e utilizan más las grasas.

¿Cuáles son los puntos a tener mas en cuenta?

Pues bien, una de las cosas a tener en cuenta de esta técnica es que el hacer ejercicio moderado en ayunas, disminuye el grado de vigilancia y de atención, para poder suplirlo es suficiente con no emprender el entrenamiento con déficit notable de sueño o estado anormal de fatiga. También, para ayudar a despertar al organismo, se puede beber un té o café justo antes de empezar el ejercicio, ésto no cambiará para nada la combustión de las grasas.

Un punto a tener muy en cuenta es LA HIPOGLUCEMIA

Al hacer ejercicio aeróbico moderado expones al organismo a este riesgo.
La utilización del azúcar presente en la sangre se ve acelerada en el entrenamiento y si las reservas no son suficientes, podemos caer en una hipoglucemia a los 30-40 minutos de carrera.
Comer algo azucarado antes de salir, para nuestro objetivo, no va a servir de nada, por ello es importante tomar en la cena una comida con base de hidratos de carbono. (por ejemplo arroz o pasta)

Al regresar del entrenamiento, puedes hacer el desayuno habitual, que ayudará a regular la glucosa.

Desaconsejado

Sesiones de más de 60 minutos en ayunas con ritmo intenso

Es importante que el ejercicio físico sea a un ritmo lento. Cuando la actividad física es intensa, en vez de utilizar las reservas de grasa, la principal fuente de energía para el organismo es la glucosa (Pasamos a anaeróbico), al tener los depósitos de glucógeno agotados y la glucosa en sangre baja, se pasaría a una hipoglucemia e utilización de proteínas, lo que conlleva a una pérdida muscular.



Desde mi punto de vista:

  • Si el principal objetivo es perder grasa, hacer ejercicio en ayunas puede estimular al organismo a quemar más grasa.
  • Si el rendimiento es el principal objetivo, seguramente se reducirá la resistencia física (a no ser que haya mas entrenamientos a los largo del día)
  • Si la fuerza y masa muscular son objetivos importantes, mejor entrenar después de una comida ligera.

3 comentarios:

  1. Tu consejo es de gran ayuda!

    ResponderEliminar
  2. La verdad que me viene genial, muchas gracias!!!!

    ResponderEliminar
  3. Ir a andar en ayunas limpia el higado

    ResponderEliminar